Los tratamientos de rápido impacto para tratar la hiperhidrosis o sudoración excesiva.

tratamientos-sudoracion-excesiva-hiperhidrosis-eimec
tratamientos-sudoracion-excesiva-hiperhidrosis-eimec

La hiperhidrosis puede ser focal o generalizada. La hiperhidrosis focal (o también llamada primaria) es un desorden genético crónico, normalmente hereditario; la hiperhidrosis generalizada (o secundaria) puede estar vinculada a ciertas enfermedades como diabetes, menopausia, o ansiedad, entre otros, o puede ser causada por ciertos fármacos o tratamientos.

La hiperhidrosis, que suele agravarse con las altas temperaturas, no es una enfermedad grave, pero sí que tiene efectos negativos en términos de bienestar e incluso, generar secuelas psicológicas. Buscar ayuda a través de los profesionales médicos, es importante.

Actualmente, hay varios tratamientos a nivel médico estético que pueden ayudar en el control de esta patología.

¿Qué es la hiperhidrosis?

La sudoración es el proceso fisiológico mediante el cual nuestro organismo logra mantenerse a una temperatura corporal adecuada para su buen funcionamiento. Es normal sudar con el calor o haciendo deporte. Pero cuando hay una sudoración excesiva o se produce sudor sin un desencadenante claro, hablamos entonces de una condición llamada hiperhidrosis.

La hiperhidrosis puede ser focal o generalizada. La hiperhidrosis focal (o también llamada primaria) es un desorden genético crónico, normalmente hereditario; la hiperhidrosis generalizada (o secundaria) puede estar vinculada a ciertas enfermedades como diabetes, menopausia, o ansiedad, entre otros, o puede ser causada por ciertos fármacos o tratamientos.

La hiperhidrosis suele agravarse además en las temporadas de calor. Y es cuando muchos de los pacientes se animan a buscar una solución acudiendo a las consultas de medicina estética.

Las zonas más comunes en las que se demanda tratamiento por sudoración excesiva son las axilas, las palmas de las manos (palmar), las plantas de los pies (plantar), la espalda baja, los genitales, las ingles y región facial.

¿Qué tratamientos existen?

La hiperhidrosis focal no tiene cura, pero sí pueden tratarse los síntomas mejorando así la calidad de vida. La hiperhidrosis generalizada puede llegar a desaparecer si se identifica una causa concreta y se puede corregir. En el caso de que no sea posible, también pueden tratarse los síntomas, al igual que la hiperhidrosis focal.

Existen antitranspirantes de Sales de Aluminio que reducen los conductos de las glándulas sudoríparas, bloqueando la salida de sudor. Para ciertos casos concretos con una hiperhidrosis de origen reconocido puede ser útil la medicación. Si estas opciones no solucionan el problema, el paciente puede tratarse también con otras terapias como:

Ontoforesis: Se suele utilizar en la hiperhidrosis palmar y plantar. Se colocan las manos o los pies en una tina poco profunda con agua del grifo. Un dispositivo especial emite una corriente eléctrica baja a través del agua, bloqueando las glándulas sudoríparas con el tiempo. Cada tratamiento dura de 10 a 20 minutos. Es posible que necesiten varias sesiones.

Terapia de microondas: Se trata de un dispositivo de alta tecnología (llamado MiraDry®) que se coloca en el área afectada. El dispositivo emite energía térmica (calor), que destruye las glándulas sudoríparas de forma permanente. La terapia puede durar de unos 40 minutos a una hora aproximadamente. Es una técnica ligeramente dolorosa que puede requerir la administración de anestesia local en la zona a tratar.

Dentro de la Clínica de Medicina Estética, podemos dar solución a este problema con la toxina botulínica.

Las inyecciones de toxina botulínica (Bótox) consiguen interrumpir la hiperactividad de las glándulas sudoríparas al inyectarse en la zona afectada. Puede tratarse cualquiera de las zonas. La sesión tiene una duración de unos 20-40 minutos y los resultados se mantienen aproximadamente entre 5 y 9 meses, según el metabolismo del paciente. Después del tratamiento se puede reanudar la actividad normal inmediatamente. El tratamiento con toxina botulínica para sudoración excesiva es de fácil aplicación, con mínimos efectos secundarios y una alta efectividad en pacientes con hiperhidrosis primaria focal.

El exceso de sudoración tiene cada vez más demanda de tratamiento por ser un gran condicionante del nivel de calidad de vida.

También te puede interesar:
telomeros-envejecimiento-eimec-escuela-medicina-estetica

Cómo actúa el péptido GSE4 sobre los telómeros y el envejecimiento de la piel

El objetivo de la investigación de un equipo multidisciplinar de científicos fue desarrollar moléculas que ayuden a proteger y prolongar la vida de las células...
Seguir leyendo
EIMEC-escuela-Formación-PRÁCTICA_Medicina_Estética_Cirugía

La importancia de cuidarse la piel a lo largo de los años

Como el órgano más extenso del organismo, la piel cumple varias funciones (hasta 21 según los textos de la especialidad). Existen medidas sencillas y básicas...
Seguir leyendo
destacada-semal-panama-eimec-formacion

SEMAL Panamá 2022

El próximo jueves 17 de marzo arranca el III Congreso Intercontinental de Medicina Antienvejecimiento y Estética Médica, SEMAL en Panamá. Serán tres días intensos de...
Seguir leyendo
×